Por fin se da sentido a la elaboración de los CERTIFICADOS  de EFICIENCIA ENERGETICA,

Según se ha publicado en diferentes medios estos días, el Ministerio de Hacienda permitirá a los ayuntamientos rebajar hasta un 20% el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para los edificios que sean más eficientes en términos energéticos, según una enmienda que presentará el PP a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016 en el Senado y que entrará en vigor el 1 de enero de 2016 con vigencia indefinida. Para beneficiarse de dicha bonificación, los propietarios del inmueble deberán acreditar el certificado energético ante el ayuntamiento.

La enmienda, que modifica la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, establece que las ordenanzas fiscales de los ayuntamientos a partir del 1 de enero de 2016 podrán regular una bonificación sobre la cuota íntegra del IBI de naturaleza urbana. Los más eficientes tendrán una mayor rebaja y los menos eficientes o no calificados, una menor o nula bonificación.

Así, los que tengan la mayor calificación (‘A’) se podrán bonificar hasta el 20%. La escala introducida prevé también que para los edificios de calificación energética ‘B’ la bonificación será de hasta el 16%, y para los que tengan una calificación de ‘C’, alcanzará hasta el 12%. Los de calificación energética ‘D’ podrán disfrutar de una bonificación de hasta el 8% y los de ‘E’, de hasta el 4%.

Los inmuebles con una calificación energética de ‘F’ o ‘G’ o que no dispongan de certificado energético no podrán beneficiarse de ninguna bonificación.

Fomentar edificios eficientes u obras para reformarlos

El Gobierno propone por tanto, fomentar la construcción y adquisición de bienes inmuebles energéticamente eficientes, así como la realización de instalaciones u obras para la obtención de la referida certificación. Hasta ahora, el certificado de eficiencia energética era solo obligatorio para las viviendas, que salían al mercado de alquiler y compraventa, con esta enmienda se generaliza su elaboración y se promueve la ejecución de las medidas correctoras o de mejora que todos los certificados han de llevar, pues esa inversión ahora es un gasto amortizable y justificable.

 

Asimismo, «se pretende incentivar la mejora de la eficiencia energética de los bienes inmuebles urbanos, estableciendo dicha bonificación para los ayuntamientos, que varía en función de dicha calificación energética, con el propósito de cumplir con los objetivos propuestos por el Gobierno en materia social, económica y medioambiental».

 

En adapt-A, tenemos experiencia en la elaboración de certificados de eficiencia energética y actualmente estamos redactando diversos proyectos de mejora de envolventes para varios edificios en Almería y Murcia. Para estas comunidades de vecinos la amortización por ahorro en la factura de electricidad y gas, justificaba la obra, ahora,  con esta enmienda habrá que sumarle la rebaja al IBI que se propone. Sin duda una magnífica noticia.